Vivir el presente, vivir el regalo

vivir el presente

Existen libros, conferencias, más libros y millones de artículos sobre el arte de estar presente. El mundo entero habla de “vivir el presente”, “vivir el hoy” parecería que se puso de moda. Grandes masas de personas consumen técnicas de meditación de todo tipo, color y tamaño, clases de yoga, pilates, respiración para conectar con el momento presente. Pero seguimos una y otra vez corriendo para tener el control de nuestro presente y futuro. Nos cuesta mucho entender el significado de PRESENTE, verlo como dice su propio nombre: un REGALO y como cualquier regalo que a uno le hacen hay que abrirlo y disfrutarlo.

Parecería paradójico que las cosas más simples son las que más nos cuestan, son cosas que quizás de pequeños nos salían más naturales y a medida que fuimos creciendo fuimos perdiendo esa frescura de vivir el momento, de estar presentes. Y en esa pérdida de presencia, nos empezamos a preocupar por el futuro o a complicar nuestro presente con los miedos del pasado. Al olvidarnos de estar aquí y ahora, mezclamos todo, nos entreveramos y esa manera de vivir desde la mente nos aleja de nuestro corazón.

Es muy humano querer tener el control de TODO. Queremos tener el control de lo que nos va a pasar, como nos va a pasar, en el momento que nos quede bien que nos pase. Entonces la mente arma, desarma, nos altera porque no lo estamos consiguiendo, cuando lo estamos consiguiendo nos vuelve a alterar por que lo podemos perder, es un AGOTE. O sea, muy lejos del concepto de estar presentes, de disfrutar lo que tenemos, de estar hoy aquí y ahora.

Imagínense querer controlar el clima. Imagínense por un segundo a cualquiera de sus amigos o conocidos diciendo tranquilo si yo ya dije que “hoy tiene que salir el sol” y “mañana tiene que nevar”. Seguramente lo mirarían como un loco, porque no hay forma de controlar el clima, ni siendo el mejor meteorólogo, ni siendo nadie. Con la vida es igual, cada vez que caemos en el papel de tengo todo bajo control, ya seguí el paso 1, 2 y 3 así que no hay manera que me pase nada, algo pasa. Entonces esos días que queremos que salga el sol y en realidad llueve, nos malhumoramos, nos enojamos con todo, el mundo exterior tiene TODA la culpa. Y ese “mundo exterior” toma la forma que tengamos ganas ese día: nuestra pareja, el trabajo, la familia, el gobierno, el presidente de turno, el país donde vivimos y hasta el más inocente clima, si así de malos nos ponemos. En conclusión nos invade el malestar, la incomodidad y hasta a veces la angustia. Cómo se atreve el clima a contradecirnos.

Ahora, cuando somos un poco más humildes y nos damos cuenta que si llueve o sale el sol, en realidad es lo mismo, no le damos una etiqueta mental de “la lluvia no me gusta”o “que esté soleado es mejor”, nos damos la posibilidad de disfrutar de ambas no controlándolas, sólo estando presente. PRESENCIANDO eso que está pasando, disfrutando el regalo. Creer que se puede controlar la vida es lo mismo que creer que se puede controlar el clima y que yo sepa nadie lo ha logrado. Así que la propuesta es sacar el paraguas o las botas de lluvia o ponerse los lentes de sol y tratar de pasarla bien de las dos maneras.

Me pueden decir que suena muy fácil  y yo les puedo decir que sé lo difícil que es llevarlo a la práctica. Quizás haciendo cambios de a poco, aunque sean pequeños momentos en que paremos ese “meteorólogo loco controlador” que todo lo sabe y todo lo tiene calculado, desde ahí vamos a ir ganando terreno en el disfrute, en el estar presente. Es un trabajo paso a paso, metro a metro, yarda a yarda, pero como dijo J. C. Lewis, paso a paso uno llega lejos…

Que tengan un fin de semana increíble, lleno de siestas y disfrute! besos, Caro.

Inspirarse, para recordar lo que somos…

suuniversointernoHay ciertas cosas que nos mueven, que nos llenan de felicidad. Cuando nos cruzamos con ese libro, ese cuadro, esa cita que nos hace palpitar el corazón en un primer momento no sabemos porqué pero nos hace sentir bien. Es como una ráfaga de inspiración instantánea, que de un momento a otro aparece y nos hace conectar cosas que parece nos habíamos olvidado. En mi caso, cada vez que me cruzo con algo que me inspira, lo anoto en mis cuadernos que yo los llamo mis “germinadores de ideas”.

Muchas veces nos dejamos llevar por la rutina, por el “TENER” que hacer y nos olvidamos lo que nos hace sentir vivos. Hay partes de nosotros mismos “sedientas” de inspiración, en busca de lo que realmente nos mueve. Muchas veces lo encontramos a través de una película, un artículo en un blog, una receta, o una foto en Instagram, quizás fue una nota en el diario o ese graffiti que te cruzaste por la calle, el look increíble de alguien, la conversación con un desconocido o esa canción. La inspiración está presente en todos lados para ser encontrada y cuando conectas con eso te emociona, te hace recordar tu verdadero yo interior.

 Si algo te llama la atención, si una persona te llena de energía o lees una frase y te palpita el corazón, seguí profundizando.  Esa persona que te emociona, es “un espejo” de vos mismo, te está haciendo recordar esa parte tuya que quiere salir. La gente que nos inspira, nos muestra el camino a casa, son señales del universo que gritan “es por acá”, “no te olvides que esto te gusta” o “es hora de probar y animarse”. Ver en otros siempre es más fácil que ver las cosas en uno mismo, pero ese es sólo el principio. Indagar en lo que te inspira, y ser tu propio detective es trabajo de cada uno. Creemos que sabemos lo que nos gusta, creemos que nos conocemos, pero a veces no tenemos ni idea o simplemente de tanto correr en la rutina nos olvidamos.

Un simple ejercicio para conectar con lo que te inspira es por ejemplo observar tus cuentas de Instagram, a quienes seguís, quienes son tu inspiración diaria. Si no tenés Instagram podes hacer algún ejercicio con libros de tu biblioteca: elegí libros al azar y abrí en cualquier página y lee frases, como jugando. Podés hacer lo mismo en una librería. Salí a la naturaleza y contá colores, busca formas, patrones. Observar también puede ser un camino de inspiración.

Explora tu propio camino, regálate esos momentos contigo y seguí esas pistas. Estoy segura que te van a llevar a lugares increíbles. Feliz última semana de Marzo!, Caro

P.D. Para practicar esto mismo les recomiendo el mini curso de la artista Elle Luna en Skillshare.

¿Se puede vivir con un dólar por día?

livingononedollar1Esta semana quedé impresionada con un increíble documental que muestra la aventura de cuatro amigos americanos que durante el verano del 2010, decidieron vivenciar la pobreza. VIVIR CON UN DOLAR o en su idioma original LIVING ON ONE DOLLAR muestra la aventura de estos jóvenes que abandonaron sus confortables estilos de vida y se mudaron por tres meses a una de las zonas más pobres de Guatemala con un simple objetivo: vivir con un dólar por día.

El documental muestra historias de vida muy diferentes a las que estamos acostumbrados a ver. Muchas veces estamos tan ocupados con nuestras propias vidas, con nuestros problemas personales, con nuestras mentes y sus dramas, que nos olvidamos que hay personas que viven en otras realidades muy distintas. Es un gran documental para despertar la consciencia, para valorar más y agradecer lo que tenemos a diario. Nos hace recordar que con pequeñas acciones podemos cambiar la vida de otros y generar un gran impacto en su realidad.

La idea de este documental surgió de la curiosidad de estos jóvenes que quisieron indagar sobre uno de los temas más complejos del mundo moderno y decidieron que para conocer y hablar con propiedad debían experimentarlo. Es increíble como gente tan joven (de entre 22 y 24 años) se animaron a explorar, a salir de sus zonas de confort y ha invertir su tiempo en algo tan noble, para mostrarle al mundo entero eso que se habla una y otra vez en los informativos y que muy pocos se animan a vivir. Porque lo que yo aprendí con este documental es que creemos saber lo que es la pobreza, pero no tenemos ni idea.

livingononedollar2

Luego de sobrevivir a la experiencia y finalizar el documental, crearon una ONG que se llama LIVING ON ONE que no sólo se encarga de juntar fondos para ayudar a personas con bajos recursos, sino que su misión es mostrar la realidad del mundo y sus problemas sociales, utilizando la herramienta que ellos dominan: los documentales o cortometrajes. Su último trabajo se titula: SALAM NEIGHBOR (El barrio de Salam) y muestra la realidad de uno de los campamentos de refugiados syrios más grande del mundo entero.

A veces no necesitamos estar en puestos de poder, haber estudiado años, tener grandes contactos o millones de dólares en el banco para hacer un impacto en el mundo. A veces lo que necesitamos es animarnos a dar, acercarnos a la realidad y darnos cuenta de que todos somos parte de algo más grande y que dar es más simple que lo que creemos. Ayudar no para complacer a nuestros egos, ayudar porque nos nace del corazón, ayudar sin esperar nada a cambio. A veces, con tan poquito, con algo que para nosotros es ínfimo, para alguien puede hacer la diferencia.

Les dejo este recomendado de fin de semana y les deseo a todos que sin importar su religión o sus creencias tengan un lindo domingo de Pascuas. Besos, Carolina.

p.d. Este documental pueden encontrarlo en You Tube o en Netflix.

Dime que haces con tu día y te diré quien eres

eltiempoEl otro día me tomé un día libre para mi cumpleaños. Este año me regalé un día sin trabajar y aunque al principio no les voy a negar que lo dudé (pensé que quizás era mejor guardarlo y tomármelo cuando me fuera de vacaciones) finalmente terminé disfrutándolo. En ese día libre, lleno de tiempo para mí me di cuenta de que a veces no soy consciente como invierto mi tiempo, como gasto mis horas. Cada día el universo nos deposita en nuestra “cuenta de vida” 24 horas. Sería como ir a un cajero y todos los días tener 24 horas cash para gastar. Pero muchas veces no somos conscientes que hacemos con ese “cash”.

Hay parte de ese tiempo, que de lunes a viernes sabemos que sí o sí tenemos que gastar en dormir (8 horas), en estudiar o trabajar (8 horas) así que la cuenta bancaria VIDA va bajando hora a hora. En el mundo occidental, con las rutinas laborales de 8 horas nos quedan en promedio más o menos 8 horas libres diarias para invertirlas en lo que queramos. Pero muchas veces sin darnos cuenta, “gastamos” horas de ese cash en cosas que no disfrutamos, en cosas que hacemos cómo robots mecánicos que no nos llevan a nada.

Uno de los males de las actuales sociedades modernas es el famoso “no tengo tiempo”, el “ando corriendo” y la frase de cabecera “estoy estresado”. Cómo si ese cash no nos diese para todo lo que tenemos que hacer, vivimos corriendo atrás de agendas sobre cargadas de cosas y compromisos. ¿Cuándo nos convertimos en esta especie tan estresada que corre por todo?

tudía

Hacer tiempo para uno mismo, guardar parte de ese “cash” para invertirlo en nosotros, en lo que disfrutamos debería ser una de nuestras prioridades. Es verdad que hay que invertir tiempo en ciertas actividades, pero es igual de importante invertirlo en nosotros, en esas cosas que nos llenan el corazón. Después de hacerlo nos damos cuenta que deberíamos hacerlo más seguido. Puede ser esa caminata que estás postergando porque no tenés tiempo, esa cita contigo mismo en el museo que más te gusta, esa hora de deporte para vos, ese café contigo mismo en el nuevo lugarcito de la esquina, esa media hora de meditación que dejaste de hacer porque no tenés ni un segundo libre y la lista sigue con lo que más disfrutes hacer… pintura, zumba, yoga, golf, fútbol, leer o simplemente estar con UNO sin hacer nada. Nada.

Cultivar tiempo para uno es una forma de quererse, de mimarse, de cuidarse, de darse ese espacio tan necesario en este loco mundo que gira sin parar.

Al final de cuentas somos la suma de lo que hacemos, minuto a minuto, hora a hora, día a día. Si podemos ver esto, podemos empezar a hacer cosas que nos acerquen a lo que queremos SER, a cómo nos queremos SENTIR. Y seguir cumpliendo con nuestras obligaciones de una manera más apacible, más amorosa. Comencé este artículo con la frase “Dime que haces con tu día y te diré quien eres” y para cerrar agregaría “Observa que haces con ella, cambia y ajusta  lo que consideres necesario y comienza a invertir tu tiempo en construir lo que quieras ser”.

Cariños desde la tierra de la casi Primavera, Carolina.

Sobre cumplir años y los cambios de planes…

planesMarzo es el mes de mi cumpleaños y aunque admito que desde hace unos años empecé a disfrutar cumplir años no siempre fue así. Cumplir años nos recuerda el paso del  tiempo, nos recuerda que estamos creciendo y que nos estamos “volviendo grandes”. Cuando somos chicos  y a medida que vamos creciendo nos encargamos de hacer planes, de “planificar toda nuestra vida”. Decimos: “Cuando sea grande quiero hacer esto”, “trabajar acá o allá”, “quiero vivir en tal o cual lugar”. Pero a veces la vida nos tiene preparados otras cosas, “otros planes” que quizás sean hasta mejores que los planes que teníamos en nuestras cabezas. Pero nuestras mentes controladoras, se enojan, se resisten a “cambiar de planes”.

Flexibilizarse a nuevos planes es parte de aprender a fluir, a ir con la vida y no ser nosotros mismos los que llevan la vida a cuestas, como mochilas cargadas. Crecimos creyendo que “nos tenemos que hacer cargo de todo”; el TENER que hacer un montón de cosas y completar listas de tareas eternas son cosas de nuestra mente. Sí hay que HACER cosas, pero a la vez hay que aprender a SOLTAR otras cosas y dejar que la vida se encargue. Fluir debe ser de las cosas más difíciles que me ha tocado aprender y no es algo superado sino que es un proceso constante de aprendizaje (todos los días). Pero es la única manera, porque la vida es puro movimiento, es ondular y si no aprendemos “el arte de fluir” se vuelve algo cuesta arriba, créanme.

A veces queremos tantas cosas que se materialicen en nuestras vidas, cosas externas y no nos damos cuenta que antes de alcanzar cosas más grandiosas hay que aprender las cosas más básicas, las cosas más simples. Como Aprender a disfrutar lo que YA tenemos, aprender a ESTAR presentes, aprender a FLUIR con los que nos toca vivir, DEJAR de pelearse con los cambios de planes. Es íncreible como cosas tan simples cuestan tanto… pero estoy convencida que si uno está dispuesto y abierto a aprender, se puede lograr (no se den por vencidos, no me doy por vencida).

Si nos relajamos, si dejamos por un momento de auto agobiarnos con pensamientos de todo tipo, si nos dejaramos SER, nos daríamos cuenta que todo es más sencillo, que todo es más simple. Está en cada uno de nosotros el darnos cuenta, tomar consciencia y empezar a ser LIBRES.

Este artículo se los comparto desde mis propias dificultades para alcanzar estas cosas, desde esos momentos que personalmente me cuesta creer o entregarme a confiar en la vida, pero son desde esos momentos díficiles de los que me nace la certeza que lo que comparto con ustedes es el único y real camino. No se trata de no tener planes, se trata de ser lo suficientemente flexibles para entregarnos al cambio y no enojarnos con la vida. Como dice alguien que quiero mucho el camino “es por ahí…”

Feliz jueves para todos!

Caro

Todo es relativo…

loesencialesinvisiblealosojosEl otro día me puse a pensar sobre la relatividad del tiempo. El tiempo es relativo porque es una ilusión, una de las muchas que creamos con nuestra mente para “ordenar” el mundo exterior.

Este pensamiento vago de lunes por la tarde, sobre un hecho científico real, me vino a la cabeza cuando hablando con mi novio que está de vacaciones, me comentaba que los días “se le estaban pasando volando” mientras que desde mi visión de jornada de oficina, mis días estaban siendo bastante más largos. Es claro que ambos seguíamos viviendo en el mismo planeta, regido por el mismo sistema de días de 24 horas. Lo que había cambiado, era nuestra PERCEPCIÓN sobre un mismo tema: el tiempo. Esto me hizo darme cuenta que “la realidad” o lo “que cada uno de nosotros percibe como su realidad” depende de la percepción subjetiva de cada uno. Ninguno de los dos teníamos razón, el día no estaba siendo más largo o más corto, el día estaba siendo lo que siempre fue: un día de 24 horas, pero debido a las diferentes vivencias que estábamos experimentando, para cada uno de nosotros tenía un peso diferente.

Ahora bien, si esto pasa con el tiempo y esa hipótesis la podemos extrapolar a casi cualquier variable, podríamos decir que nuestro mundo exterior, nuestra realidad es o existe en base a nuestra PERCEPCIÓN. Es como si viéramos el mundo y experimentáramos todo lo que nos pasa en nuestra vida a través de un par de lentes que tienen cristales únicos.

No hay días buenos o malos, no hay días largos o cortos, días increíbles o días aburridos. Somos nosotros los que cambiamos internamente y al cambiar nuestra percepción creemos que son los días los que cambian. El tiempo y todo lo que nos rodea es absolutamente relativo. No hay una única visión de nada.

Tu realidad es entonces tu percepción personal de la vida. Lo que estás haciendo, como te estás sintiendo, lo que estás viviendo afecta tu percepción, afecta tu experiencia personal con tu vida. Si estás haciendo algo que no te gusta, que no disfrutas o estás en una situación incómoda, aburrida o triste, tu vida será eso. Si decides trabajar en buscar cosas que te hagan sentir bien, en llenar tu tiempo con cosas que te conecten más con tu esencia, en respetarte cada día tu experiencia con tu día a día va a cambiar bastante.

No dejes que las ilusiones de tu mente manejen tu vida, no somos nuestras mentes, somos mucho más que eso. Entrar en contacto con el corazón y con el sentir es re-educar nuestra percepción. Y como siempre llegó a la misma conclusión, tu vida, tu realidad es creada por vos mismo, no sólo con lo que uno percibe sino con las acciones que uno toma día a día.

Que tengan un feliz fin de semana! Besos,

Caro

Kumaré: la historia de un falso gurú

Kumare

Después de la recomendación de libros de la semana pasada, hoy les traigo una recomendación sobre un documental que vi hace algún tiempo y vale la pena compartirlo.

Creo que todas las personas se preguntan en algún momento de su vida sobre temas existenciales: ¿qué es lo que venimos a hacer a este mundo?, ¿por qué estamos acá? y ¿de qué se trata esto de vivir? Hasta los más escépticos para haber elegido el escepticismo como camino debieron en algún momento tener esas dudas existenciales que a todos en algún momento nos llegan. Y cada uno trata desde su sistema de creencias (aprendido o auto desarrollado) entender el mundo a su manera. Explicar estas cosas y tratar de seguir adelante en el día a día.

Un joven cineasta americano Vikram Gandhi decidió hacer un experimento sobre este tema. Mientras grababa un documental sobre “gurús” comenzó a notar ciertas particularidades de estos personajes. Estas personas a las que seguía con su cámara noche y día, tenían ciertas cosas en común y desde su curiosidad le nacieron ciertas dudas sobre la veracidad de estos tan valorados “gurús”. Para investigar más de fondo el tema, se le ocurrió la genial idea de transformarse en uno de ellos. Empezó por transformarse a nivel físico, dejando crecer su barba. Se cambió el nombre y adoptó un acento indio. Luego de seguir ciertos “patrones” para convertirse en lo que la sociedad identifica como gurú, se dedicó a difundir una religión inventada con rituales, mantras, oraciones y prosiguió a conseguir adeptos. Fue así como nació Sri Kumaré, un gurú supuestamente iluminado originario de India que comenzó a difundir su mensaje en una comunidad.

Es increíble ver este documental y observar la NECESIDAD que tenemos como seres humanos de creer en algo exterior a nosotros mismos. De buscar afuera lo que en realidad yace en nuestro interior. Mediante su experimento, este cineasta muestra la naturaleza humana y trata de dejar un mensaje que a mi entender vale el experimento y es que todos tenemos “un gurú interno”, un guía interior y que nada tiene que ver con los estereotipos que nos vende la sociedad. Plantea que somos seres completos y que no necesitamos buscar afuera, que en realidad deberíamos comenzar por buscar las respuestas en nuestro interior.

Aunque con críticas mixtas, este documental fue premiado en varios circuitos de cine internacional y aunque algunas personas vieron este experimento social como algo negativo, el documental fue un éxito. Si me preguntan mi opinión, para mi el documental habla por sí sólo y creo que arroja luz en un tema que lo necesita.

Los invito a generar su propia crítica personal y espero les guste esta nueva recomendación. El documental lo pueden ver en Netflix y recuerden de que pueden compartir en los comentarios (al finalizar el post) documentales que ustedes consideren interesantes o escribirme también a theninaproject@gmail.com con sus recomendaciones.

Estén donde estén y crean en lo que crean, les deseo que tengan una hermosa semana. Cariños desde el norte.

Carolina.

No dejes morir tus sueños

no_dejes_morir_tus_sueñosEl mundo está lleno de personas con ideas, con cosas que les gustaría hacer, con sueños grandes, pequeños y de todos los tamaños. Pero los sueños pueden seguir siendo eso, sueños nada más, si uno no toma ACCIÓN. Tomar acción o comprometerse con los sueños, puede sonar muy lindo y de película de Hollywood pero también es algo difícil de realizar. Porque implica enfrentarse cara a cara con el MIEDO, esa energía que por momentos dejamos que maneje nuestras vidas. Miedos que pueden parecer casi infantiles, pero cuando se presentan se hacen sentir muy reales y por momentos nos paralizan y no nos dejan seguir. Miedo al que dirán, miedo a equivocarnos, miedo a hacer el ridículo, miedo a no poder sustentarnos, miedo a ser infelices, incluso miedo a salir de lugares conocidos y cómodos.  La única manera de probar si nuestros sueños pueden cumplirse es irónicamente CUMPLIÉNDOLOS o ANIMÁNDONOS A REALIZARLOS.

Les propongo pensar en sus sueños como vales de regalos. Vienen con una etiqueta que dice: “Para canjear este regalo usted tiene que en primer lugar QUERER CANJEARLO y estar convencido que quiere INVERTIR SU TIEMPO en este vale y no en otro”. Cumplir un sueño siempre conlleva un PROCESO donde tienen que pasar ciertas cosas en un orden coherente y todo proceso lleva tiempo, planificación, trabajo. Durante este proceso te vas a cruzar con muchas personas, algunas que apoyarán tus sueños y otras que pensarán que soñar esas cosas es de locos. Debes de ser consciente y suficientemente prudente para compartir tus sueños cuando sea el momento apropiado. A veces compartir un sueño en una etapa temprana, en donde todavía se está desarrollando puede ser contraproducente y por apurarnos podemos poner en peligro nuestro sueño. Pero NO DEJES que NADIE te diga que tus sueños son imposibles, no dejes que comentarios externos te desanimen. Y sobretodo, no dejes que tus pensamientos negativos se apoderen de tu mente y te hagan creer que no es posible.

Tus sueños son tus mayores tesoros, tuyos solamente. Si aparecieron en tu corazón es porque existe la posibilidad de realizarlos. Tu tarea es encontrar y examinar los diferentes caminos que te conducen a poder cumplirlos. Elegir el que te parezca más adecuado y comenzar a andar es tu responsabilidad.

no_dejes_morir_tus_sueños2

Todo es POSIBLE, habrá que trabajarlo y re trabajarlo, habrá que tener paciencia para que llegue el momento más propicio, habrá que ser cuidadoso con quien se comparte y habrá que ponerle mucho amor, tiempo y corazón para que suceda. Pero créanme que si uno tiene la INTENCIÓN de realizarlo, si uno se COMPROMETE desde el corazón para que eso suceda, no hay negatividad ni fuerza que pueda con alguien que REALMENTE QUIERA.

No dejes morir tus sueños, no pierdas la fe. Ten claro que quieres hacer, hacia donde queres ir y enfoca todas tus energías en visualizar cómo darles vida. Como bien dice Marianne Williamson:

Nuestro miedo más profundo no es no ser capaces.
Nuestro miedo más profundo es que somos enormemente poderosos.
Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta.
Nos preguntamos, quién soy yo para ser brillante, atractivo, talentoso, fabuloso?
De hecho, que NO eres para no serlo? Eres un hijo de Dios.
El disminuirse no le sirve al mundo.
No hay nada de sabiduría en encogerse para que otros no se sientan inseguros cerca de uno.
Estamos predestinados a brillar, como los niños lo hacen.
Nacimos para manifestar la gloria de Dios que está dentro nuestro.
No está solo en algunos de nosotros, está en cada uno.
Y cuando dejamos que nuestra luz brille, inconscientemente permitimos que otros hagan lo mismo.
Al liberarnos de nuestros propios miedos, nuestra presencia automáticamente libera a otros.

Que tengan un fin de semana increíble, nos vemos el martes,

Carolina.

5 libros recomendados para agregar a tu lista …

librosnina2Esta semana quería compartir con ustedes algunos de los libros que estoy leyendo. Y les digo “estoy leyendo”, porque me gusta tener varios libros a los que voy consultando. Por lo general tengo uno de cabecera o el principal y después depende de lo que este necesitando es que busco en otros frases o inspiración.

El libro de cabecera de Febrero es BIG MAGIC de la autora Elizabeth Gilbert. ¿Se acuerdan de COMER, REZAR y AMAR? Bueno la misma mujer que partió al mundo en busca de aventuras publicó un nuevo libro que habla sobre la creatividad, la magia y como perder el miedo para dejar nacer nuestras ideas creativas. Todavía no lo termine y debo de admitir que no es de una lectura muy profunda, pero tiene lindas cosas. Lo recomiendo como lectura de relajación, para no pensar mucho.

El segundo recomendado es VOLVER AL AMOR de la autora Marianne Williamson. Si no la conocen, se las recomiendo. Tiene muy buen material on-line y es una mujer que comparte muy lindas y profundas ideas. La lectura de este libro es un poco más profunda que BIG MAGIC y este libro que no es para nada nuevo en el mercado presenta la interpretación de Marianne Williamson sobre otro libro que no he leído que se llama UCDM, Un Curso de Milagros. Lo recomiendo para entrar en el mundo de Marianne, ya que todos sus libros posteriores se basan en este título.

En tercer lugar tenemos el libro “EL ALMA QUE CURA” de Ruediger Dahlke. Este autor es uno de los dos autores que escribieron “La Enfermedad como camino”. En este libro presenta un compendio de mensajes para curar el alma. Es raro de explicar, pero es presentado en formato de preguntas y el autor comparte las respuestas que le fueron dadas a él para compartir con los demas. Es un lindo libro para tener en la mesa de luz y cada tanto volver a consultarlo.

El cuarto libro que me encantó es “EL ARTE DE VIVIR”, se los presenté en mi post de Meditación, pero quiero volver a recomendarlo. Sea que estes interesado en la meditación o no, es un lindo libro sobre la vida y plantea varias ideas interesantes para aplicar en el diario vivir y mejorar nuestra calidad de vida.

Último pero no por eso menos importante está “LA RUEDA DE LA VIDA” de Elizabeth Kübler-Ross, una psiquiatra suizo-americana que dedicó su vida a trabajar con personas que sufrían enfermedades terminales. Es un hermoso libro, este sí, para leerlo de corrido. Creanme que si lo empiezan, no van a poder dejarlo. Una belleza de principio a fin que muestra desde una visión formal de una médica, el lado espiritual y natural de la muerte. La presenta como parte de la vida, como una continuación de algo mucho más grande.

Espero les gusten estos cinco elegidos, prometo revisar mi biblioteca y compartir con ustedes que tengo y que voy leyendo. Quiero dedicar este post a Mario, un ávido seguidor del blog que nos ha hecho llegar otros títulos y autores para explorar y los invito a ustedes también a dejar en los comentarios cualquier autor o libro que ustedes tengan para recomendar. Les dejo mi mail theninaproject@gmail.com por si me quieren escribir y les deseo que tengan una hermosa última semana de Febrero,

Besos desde el norte,

Carolina.

Dar las gracias

(Este post está escrito en inglés y español, scroll down for the english version)thankful

He leído una y otra vez en blogs, artículos y libros sobre la práctica de AGRADECER, de hacer listas de gratitud. No sería sincero de mi parte decirles que al principio esto me pareció sencillo y que me llevó un tiempo entender el concepto. Aunque la idea de AGRADECER puede sonar muy simple, no entendí cual era el fin de esta práctica hasta que comencé a realizarla. Obvio que cuando somos niños nos enseñan el ABC de los buenos modales y podemos cruzarnos con madres en la vía pública diciéndole a su hijo: “Fulanito ¿cómo se dice?” y el niño en reacción automática contesta “GRACIAS mamá”. Pero dar las gracias o estar agradecido por lo que tenemos, o por lo que nos toca vivir, es un concepto mucho más amplio.

Se trata de agradecer con intención, desde el corazón, sentir las cosas más simples de la vida y decir gracias porque sí. Agradecer porque tenemos la posibilidad de vivir un nuevo día, agradecer por el frío, por la naturaleza, por las personas que nos rodean, por las experiencias que estamos viviendo. Y hasta agradecer por las cosas que no nos gustan tanto.

Les va a parecer muy loco, pero empecé esta práctica hace relativamente poco tiempo. Llevo conmigo un cuadernito dedicado solo a esto y cuando me lo olvido o no lo tengo cerca simplemente agradezco con mi pensamiento o en voz alta. La primer semana uno se siente un poco raro y si tienen días complicados al principio es difícil agradecer por eso. Pero a medida que uno continúa con el ejercicio de agradecer, uno comienza a agregar a la lista las cosas más difíciles y complicadas. Para mí esta simple práctica funciona como un ejercicio de aceptación, me hace sentirme con menos necesidad de cosas y valorar las cosas más simples. Es como un herramienta que me desacelera en un mundo que continuamente me dice que vaya a toda velocidad.

thankful2

La semana pasada me quemé la mano con el mango de una olla caliente y como cualquier ser humano me dolió y mucho. Después de curarme y con el paso de los días me di cuenta lo importante que es tener las dos manos sanas, me acordé de agradecer por algo tan simple como tener las dos manos para hacer cosas. Damos por sentado tanto, vamos tan rápido todo el rato, haciendo tantas cosas para SER que nos olvidamos que ya SOMOS, que no necesitamos hacer y hacer y hacer. Hay momentos de hacer, pero también hay momentos de simplemente parar, mirar alrededor y honrar lo simple. Estamos rodeados de milagros, sólo basta con parar un segundo para apreciarlos y agradecerlos.

Los invito a que paren un segundo y agradezcan lo que en este momento tienen en sus vidas, ni idea en donde están o que tienen, pero créanme que lo que ya tienen hoy es más que suficiente.

Que tengan un hermoso fin de semana,

Carolina.

—————————————————————————————————————————————–

ABOUT GRATITUDE

I keep reading blogs, articles and books that have gratitude rituals and making gratitude lists can be an amazing practice. It wouldn´t be honest to say that at first this simple practice seemed to be senseless to me. It took me a while to understand the concept. Although the idea may sound simple I wasn´t able to understand the purpose of this practice until I started to practice. Obviously, when we are children we are taught good manners and one of the first things we learned when we were kids was to say THANK YOU. But being thankful for our lives is a much broader concept.
Being GRATEFUL means to thank from the heart and with intention the most simple things in life. Feeling gratitude means to stop giving things in life for granted. It is to be thankful for a new day (even if it means to weak up in the morning and go to work), to feel grateful for the rain, the nature, the people that is sharing our days and to thank things we don´t like so much.

It may sound crazy to you, but I just started this practice and I can´t explain very well how I feel, but it´s like a feeling of acceptance that leads me to peace. I carry a notebook that is dedicated only to this purpose and when I forget it I do the same exercise in my mind or at loud, depending where I am. The first week or so you may feel a little bit of a weirdo, but if you keep practicing, you will also start adding difficult things or situations to the gratitude list. For example, I am thankful for this person even if is not being good to me, maybe I needed to learn something. For me this simple practice works as an exercise in acceptance, makes me feel less need for things and helps me to appreciate the most simple things. It’s like a tool that slows me down in a world that keeps telling me to go at full speed.

Last week I burned my hand with a hot pot and like to any human being it hurt me a lot. After some days I started realizing the importance of having two healthy hands, I remembered to thank something as simple as having my hands to be able to do things. We take so much for granted. We are going so fast all the time, doing so many things that we forget to stop, to look around and honor the most simple things. We are surrounded by miracles, we just need to stop for a second and learn to appreciate them.

I invite you to stop for a second and feel gratitude for all the things you have right now. I don´t know you but believe me, what you already have today is more than enough.

Have a beautiful weekend,

Carolina.