Un día a la vez

undiaalavezPara resolver un problema, una de las teorías más usadas es dividir el problema en pequeños pedazos, pequeños problemas, para ir solucionándolos uno a uno y así completar la solución del problema mayor. Si eso les sonó muy nerd, poniendo un ejemplo de la vida podríamos decir que para construir una casa uno no puede construirla de un día para el otro, uno debe de dividir la construcción en varias etapas o “pequeñas construcciones” de las partes para alcanzar el todo.

Básicamente esta regla aplica a casi todo lo que nos propongamos hacer en la vida, desde una carrera, un noviazgo, ser padre o madre, cambiar hábitos, mudarse y aprender cualquier cosa que queramos aprender. Todo es una construcción de pequeñas partes. Como humanos, no somos adultos de un día para el otro, sino que existe un proceso de años, de pequeños pasos que nos van llevando desde nuestro nacimiento a convertirnos en quienes somos hoy día. Pero al ver la casa, el edificio, el adulto y su vida nos olvidamos del proceso de cuenta gotas que existió en cada una de esas creaciones.

Hacé poco me comprometí a participar en un proyecto creativo que se llama #the100dayproject o en español “Un proyecto de 100 días”. El proyecto trata de crear algo todos los días y postearlo en Instagram durante 100 días de corrido. Si escucharon bien 100 días; en este caso del 19 de Abril al 27 de Julio. Más allá de mi gusto por dibujar y que quería probar algo así hace tiempo, lo que me pareció genial de este proyecto es la posibilidad de poder ejercitar el hábito de hacer una pequeña cosa cada día. Imagino que cada dibujo es un ladrillo que se va apilando día a día para al final formar una pared inmensa, un mural.

Pero para que las cosas sucedan, para que esto de “un día a la vez” funcione hay que comprometerse con la causa y tener PACIENCIA. Paciencia para con el proceso, no importa cual sea el objetivo a nivel práctico si recibirse, casarse, separarse, crecer, mudarse, adelgazar, aprender un idioma, comprar una casa, construir un edificio o tener un hijo. Y digamos que la paciencia no está muy de moda, no es muy “trendy” estos días. Lo que más se valora o se promociona por todos lados es lo rápido, lo que me da resultados instantáneos, el YA.

Vivir un día a la vez, es una manera de darnos cuenta que no es necesario cambiar todo de un día para otro, es demasiado abrumador sólo pensarlo y sería agotador. Lo importante es poder ir haciendo pequeñas cosas día a día, a veces son cosas tan ínfimas pero que sumadas y sin uno darse cuenta, se convierten en grandes triunfos personales.

Les deseo un lindo y tranquilo fin de semana, besos, Caro.

p.d. Por si a alguien le interesa el proyecto #the100dayproject es creado anualmente por Elle Luna, una artista increíble. Si quieren seguir mi feed de este proyecto pueden verlo aquí bajo el nombre #100daysofhelga

Leave a Reply