100 días de algo…

100diasdealgo3

Siempre estuve tentada de unirme a algún proyecto de 100 días haciendo algo, pero nunca me podía decidir que hacer y debo de reconocer que había una parte mía que le daba miedo el desafío. Esa voz interna que hace que nos perdamos de cosas maravillosas que se llama Sr. Miedo, me susurraba: ¿ y si no podes cumplirlo? ¿y si te aburrís en el medio? ¿y si te quedas sin ideas?. Como todo en la vida, pueden pasar mil cosas en el medio, pero si uno no empieza a hacer, las chances de quedarse congelado en el mismo lugar son altas. Así que mande pasear al señor miedo y me anote en mi primer proyecto de 100 días de dibujos o en inglés #the100dayproject organizado por Elle Luna. Elegí a mi personaje favorito: Helga y me propuse dibujar #100díasdeHelga con frases o quotes que me inspiraran durante 100 días.

100 días puede sonar un montón, de hecho el proyecto comenzó en Abril y tenía fecha de finalización para finales de Julio (emoticon de pánico). Pero si hay algo que aprendí con este proyecto es que para desarrollar ideas, generar contenido o armar un cuerpo de trabajo se necesitan: PACIENCIA y TIEMPO. Las cosas no pasan de la noche a la mañana y todos los aspectos de nuestras vidas incluyen PROCESOS. Todo es un proceso y llegue a la conclusión que comprometerse a hacer 100 días algo, es apreciar el poder de los procesos. Tolkien la tenía clarísima y escribió una frase que me encanta que dice “Little by little one travels far” que sería “Paso a paso uno llega lejos” y creanme es tal cual.

100daysofhelgas

Tendemos a olvidarnos que todo es un proceso y la sociedad actual tiende a reafirmar conceptos irreales, de todo YA, AHORA, EN ESTE INSTANTE. Y la realidad es que todo conlleva un proceso aunque seas consciente de ello o no. Durante mi proceso de #100daysproject tuve días de todos los colores. Días increíbles, que no paraba de dibujar con ideas que me venían a borbotones y también de los otros, de los que no sabía ni que dibujar y la hoja en blanco era un desierto seco, que con sólo mirarla me daba pánico. Pero si uno persiste y no se deja vencer por esos otros días, se llega a buen puerto. La idea llega, el concepto aparece en el HACER.

Hoy quería compartir con ustedes lo importante que es comprometerse a hacer algo con uno mismo, recordar que es un lindo ejercicio personal para crecer. Sea un proyecto laboral o de estudio o hasta algún tema personal, no hay que dejar que abrume. Hay que ponerle límites a la mente o al “Sr. Miedo” que está siempre al servicio, las 24 hs. y tratar de acordarse de que ninguna cosa real se consigue de un día para el otro. El truco está en dividir e ir un día a la vez. Esa es la manera de que las cosas se vuelvan más manejables y reales.

Muchos expertos dicen que para cambiar un hábito se necesitan 21 días de corrido, prueben 100 días de algo y después me cuentan…

Lindo martes! Desde el soleado DC.

P.D. Si quieren ver mi proyecto de #100díasdeHelga les dejo el link. Como me divertí tanto ahora comencé uno nuevo proyecto que se llama #100díasdepasteles pueden seguirme o unirse al desafío! Besos :)

Leave a Reply